E-Mail
Monday, 25 de January de 2010

Una Laptop Activó las Señales de Explosivos

Una computadora portátil paralizó el Aeropuerto Internacional de Múnich, debido a que al pasar por los escáners activó el detector de explosivos y obligó a las autoridades a cerrar el tráfico aéreo durante tres horas, lo que incrementó las discusiones en torno a la seguridad de las terminales alemanas.

El problema se agigantó, luego de que la policía no pudo detener al viajero cuya laptop hizo sonar la alarma, lo que se consideró como un terrible descuido.

¿Cómo explicar ese desliz en un momento en que la seguridad
es uno de los temas prioritarios dentro y fuera de Europa? El debate en torno a la calificación, a las condiciones de trabajo y al equipamiento material del personal de seguridad ya domina la esfera pública, aún cuando el Ministerio Público recién acaba de abrir las investigaciones para aclarar lo que pasó en la capital bávara.

Por lo pronto, el duelo de la computadora portátil es buscado por las autoridades
porque no puede descartarse si fue con mala intención o se trató de un accidente.

Si el viajero en cuestión no cargaba explosivos consigo y simplemente siguió
su camino a toda prisa antes de que su ordenador pudiera ser inspeccionado de nuevo, no se puede decir que haya incurrido en delito alguno, aclaró la policía.

Aún así, el causante de este sobresalto debe ser encontrado:
sólo así podrá comprobarse si llevaba consigo sustancias inflamables que hicieron sonar el detector de explosivos; de ser así, podría atribuírsele un delito, aunque sólo sea por negligencia.

El portavoz de la policía del aeropuerto de Múnich, Albert Poerscke,
anunció que, hasta ahora, las tomas de video hechas por las cámaras de seguridad no han ayudado a identificar al hombre que ocasionó la cancelación y el retardo de sesenta vuelos.

El incidente trae a la memoria el caso de Umar Farouk Abdulmutallab,
el ciudadano nigeriano que abordó un avión de pasajeros en Ámsterdam sin que los sistemas de seguridad holandeses detectaran que cargaba explosivos en el cuerpo y luego intentó hacer estallar la aeronave cuando se acercaba a Detroit el 25 de diciembre de 2009.

De ahí que en cuanto comenzó a circular la noticia sobre lo ocurrido en Múnich,
el primer impulso de algunos políticos fuera clamar por la instalación de escáneres de cuerpo entero más sensibles que los tradicionales.

por Victor Payan

 
Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.