E-Mail
Monday, 11 de January de 2010

Caos por el Temporal

La tormenta de nieve que afecta desde el jueves pasado al centro y sur de Europa, colapsó el tráfico aéreo, terrestre y marítimo en un caos, con centenares de vuelos suspendidos o retrasados en los aeropuertos de Bruselas, Alemania, Francia y Reino Unido.

En Alemania, tanto el tráfico aéreo como el terrestre y el marítimo resultan demasiado pronlemáticos, e incluso las autoridades han recomendado a la población que haga acopio de alimentos y evite los desplazamientos innecesarios.

El aeropuerto alemán más afectado ayer fue Francfort, con 160 vuelos cancelados. En Múnich, Hamburgo y Düsseldorf sólo se produjeron retrasos.

Por lo que respecta a Bélgica, el aeropuerto de Bruselas se vio obligado a cancelar una treintena de vuelos y a retrasar otros sesenta por la nieve, que ha extendido un manto de hasta ocho centímetros por toda la geografía.

Se recomienda, antes de emprender un vuelo hacia Bruselas, consultar la información del aeropuerto y evitar trasladarse al aeródromo, debido a que el viaje pueda estar cancelado.

En tanto en Francia, el fin de las nevadas en la región de París por la tarde permitió normalizar los vuelos a última hora del día en el aeropuerto Charles de Gaulle. También se va restableciendo progresivamente la situación en el aeropuerto de Lyon y en el de Toulouse.

Esta zona es una de las más afectadas por la tormenta, donde han caído 30 centímetros de nieve. La circulación por carretera y por ferrocarril en esta zona es muy complicada, así como en el sureste y centro del país, donde se cerraron algunos tramos de autopistas.

En cuanto al Eurostar, que conecta París y Bruselas con Londres, los problemas de circulación de los últimos días también obligaron a suspender la mitad de los convoys. Se advierte, además, de un fuerte riesgo de aludes en el sur de los Alpes franceses y en Pirineos.

En Reino Unido e Irlanda, el frío polar obligó a cancelar nuevos vuelos en varios aeropuertos británicos y en Dublín. Los servicios ferroviarios también están afectados por la tormenta de nieve que persiste desde hace varios días y no parece que esté dispuesta a dar tregua a las islas.

El Servicio Meteorológico ha pronosticado más nevadas para los próximos días en el Reino Unido, donde las temperaturas han caído hasta 14 grados bajo cero en algunas zonas del norte de Inglaterra y de Escocia. El intenso frío continuará, como mínimo, otra semana más.

El gélido ambiente ha dejado a los británicos este fin de semana sin actividades deportivas. No hubo carreras de caballos y tampoco fútbol. El mal tiempo ha paralizado la liga inglesa y mantuvo en suspenso varios encuentros de la liga escocesa de fútbol y las de rugby.

por Victor Payan

 
Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.