E-Mail
Monday, 04 de January de 2010

Extreman Seguridad

Personal Administración de Seguridad en el Transporte del Departamento de Seguridad de Estados Unidos (TSA), en colaboración con las autoridades mexicanas, iniciaron en los últimos días de diciembre –y terminarán hasta marzo- la tarea de realizar inspecciones de los mecanismos de seguridad y revisión a los pasajeros en las principales terminales aéreas del país.

Además supervisarán operaciones del equipo de detección de explosivos
y el monitoreo de pasajeros sospechosos, tras el incidente del 25 de diciembre en un vuelo de Northwest Airlines de Nigeria a Detroit con escala en Holanda en el que el nigeriano, Umar Farouk Abdulmutallab agente de Al Qaeda fracasó al activar un dispositivo explosivo, para derribar el avión.

La presencia de los agentes estadunidenses es fuente de polémica
en México debido a que la legislación impide que oficiales de seguridad extranjeros intervengan en estas labores en territorio mexicano.

Así, los pasajeros que viajen a Estados Unidos serán sometidos a revisiones adicionales
minutos antes de abordar el avión, por lo que solicitó el apoyo de las autoridades aeroportuarias.

Personal de la dependencia estadounidense realiza recorridos
en las salas de última espera, filtros de acceso y bandas de reclamo de equipaje, donde solicitaron a las empresas aéreas enviar mayor personal para revisiones de maletas.

Las aerolíneas informaron a los pasajeros que debido a
estas nuevas medidas quienes viajen a Estados Unidos deberán arribar al aeropuerto una hora antes de lo normal.

El personal de aerolíneas que operan en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México
fue instruido para reportar pasajeros sospechosos en vuelos cuyo destino es Estados Unidos.

En el aeropuerto de Ciudad de México se mantiene en dos
su nivel de alerta, de un máximo de cuatro, tras el fallido ataque en un avión estadounidense el 25 de diciembre.

Aparte de las revisiones habituales al momento de entrar a las salas de espera,
antes de abordar se revisa a los pasajeros exhaustivamente, no sólo sus pertenencias, sino también a ellos físicamente, incluso a los bebés, dijo un operario de la aerolínea estadounidense American Airlines.

Esta aerolínea realiza siete de los casi 70 vuelos diarios a Estados Unidos
que parten desde el principal Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que mueve unos 26 millones de pasajeros al año.

En la temporada de fin de año esos vuelos operaron a máxima capacidad,
por lo que se recomendó a los pasajeros llegar cuatro horas antes de la salida, una más de lo habitual, para facilitar los controles.

El aeropuerto informó que la alerta de seguridad no fue modificada,
pese al temor creado por el fallido intento de hacer estallar el viernes un avión procedente de Ámsterdam que aterrizó en la ciudad estadounidense de Detroit.

Las medidas de seguridad se mantienen en el nivel dos y el aeropuerto
sólo  auxilia a las aerolíneas cuando éstas determinan un mayor control de los pasajeros, como ocurre con los vuelos a Estados Unidos, se informó.

La oficina de prensa de la Aeronáutica Civil de México rechazó comentar esa versión,
mientras un vocero de la embajada de Estados Unidos explicó que en México opera de manera permanente un representante de la TSA pero que no se ha producido la llegada de más personal de esa agencia.

En Washington, la terminal C en el Aeropuerto Internacional de Newark,
cerca de la ciudad de Nueva York, fue cerrada el domingo debido a una infracción de seguridad, reportó CNN, citando la Administración de Seguridad del Transporte.

La terminal fue despejada y los pasajeros fueron sometidos
a un nuevo control de seguridad, informó CNN.
Continental Airlines opera desde esa terminal.

En caso de detectar algún riesgo los inspectores americanos
acuden a sus contrapartes mexicanos para que realicen los interrogatorios y verifiquen en las bases de datos que tienen las agencias nacionales.

por Victor Payan
 
Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.