E-Mail
Monday, 28 de December de 2009

Un Nigeriano Atentó contra un Airbus

Abdul Mudallad, de origen nigeriano, que confesó actuar en nombre de la organización terrorista Al-Qaeda, trató de derribar el Airbus 330, de Delta, vuelo 253, con 278 pasajeros y 11 tripulantes a bordo, 20 minutos antes de que la nave aterrizara en el aeropuerto de Detroit, Michigan,  procedentes de Nigeria, con escala en Ámsterdam, pero falló en su intento y provocó un ligero estallido de un explosivo, que llevaba atado a una pierna.

Mudallad, hijo de un prominente banquero nigeriano
y dos pasajeros más, resultaron con quemaduras.

La Casa Blanca consideró el hecho
como un frustrado ataque terrorista.

Funcionarios de Delta Airlines —fusionada con Northwest—
habían dicho en un principio que un pasajero había hecho explotar petardos en el vuelto 253 y que varias personas habían resultado heridas. Horas más tarde funcionarios federales antiterroristas aclararon que el sujeto, identificado por el representante Peter King como Abdul Mudallad, de origen nigeriano, quería hacer estallar el aparato y dijo estar actuando en nombre de la organización terrorista Al-Qaeda.

El nigeriano usó una mezcla de polvo al que inyectó con un líquido flamable.
  El artefacto que utilizó habría sido adquirido en Yemen, junto con instrucciones sobre cómo y cuándo utilizarlo.

El presidente Barack Obama, quien se encontraba en Hawái con motivo de la Navidad,
fue informado de inmediato de lo ocurrido y giró la “instrucción de que se tomen todas las medidas necesarias para incrementar la seguridad en todos los vuelos”. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) se hizo cargo de las pesquisas relacionadas con lo ocurrido.

La Administración de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas en inglés)
indicó que después de bajar a los pasajeros, el avión fue trasladado a una zona remota para revisarlo, junto con todo el equipaje que había dentro.

Tras confirmarse que fue un intento de atentado, la TSA emitió una declaración en la que pidió
a los pasajeros que tienen programado viajar en estas fechas “tomar en cuenta que habrá medidas de inspección adicionales para garantizar la seguridad de los vuelos tanto nacionales como internacionales”.

Pasajeros del vuelo 253 dijeron haber escuchado una explosión y que luego vieron humo,
algunas llamas, se escucharon gritos que advertían que  el agresor estaba bajo control  y que todo sucedió en un par de segundos. Otros pasajeros describieron la situación como “aterradora”.

Los testigos coincidieron en que el vuelo se desarrolló
de forma normal hasta que el viaje estaba a punto de terminar. El avión aterrizó a las 11:51 hora local, el jueves 24.

En Nigeria, Alhaji Umaru Mutallab, un banquero prominente dijo el sábado
que se iba a reunir con funcionarios de seguridad en su país porque sospechaba que su hijo es el sospechoso del intento de atentado.

Alhaji Umaru Mutallab dijo que su vástago era un estudiante
universitario en Londres pero que dejó Gran Bretaña para viajar al extranjero.

Un funcionario estadounidense de seguridad señaló que Mutallab aseguró
haber recibido órdenes de Al-Qaida. Sin embargo, otras fuentes advirtieron que aún no habían verificado esa afirmación  indicaron que el hombre pudo haber actuado por su cuenta, inspirado en grupos terroristas pero sin haber recibido órdenes de ellos.

Funcionarios de Delta Airlines -fusionada con Northwest-
declararon en un principio que un pasajero había hecho explotar petardos en el vuelto 253 y que varias personas habían resultado heridas.

Investigado desde 2007

El gobierno de Estados Unidos sabía desde hace dos años que el nigeriano podría haber tenido nexos terroristas, dijo el sábado un funcionario norteamericano.

El sospechoso, Umar Farouk Abdul Mutallab y quien dijo ser agente de al-Qaida,
ha estado en una lista que incluye a personas con contactos conocidos o presuntos nexos con un terrorista o una organización terrorista, dijo la fuente oficial.

La lista es actualizada constantemente por el Centro Nacional contra el Terrorismo de Estados Unidos,
que incluye unos 550,000 nombres, pero no llegó a ser puesto en una lista de vigilancia ni de personas que no pueden tomar aviones de línea.

Los testigos narraron que una persona trepó sobre otras y se arrojó sobre el hombre.
Poco después, el sospechoso fue llevado al frente del avión con los pantalones rotos y sus piernas quemadas, dijo una pasajera. Las quemaduras indican que el explosivo había estado atado a sus piernas, dijeron funcionarios de seguridad.

El artefacto explosivo era una mezcla de pólvora
y líquido que falló cuando el pasajero trató de detonarla.

''Sonó como un petardo en una funda de almohada'', dijo Peter Smith,
un viajero de Holanda. ''Primero hubo un estallido y después humo'', agregó.

Smith dijo que un pasajero sentado en el lado opuesto al hombre trepó
sobre otras personas, atravesó el pasillo y trató de someterlo. Syed Jafri, otro pasajero, vio un resplandor seguido de olor a humo. Entonces, dijo, ''un joven que estaba atrás de mí saltó sobre él''.

Al parecer el pasajero heroico sufrió quemaduras

Una fuente de inteligencia dijo que el terrorista se encontraba detenido y recibía atención médica en un hospital de Ann Arbor, Michigan, aunque su ubicación no se pudo precisar de inmediato.

El vuelo había iniciado su aproximación final a Detroit cuando el piloto señaló una emergencia,
pero logró aterrizar poco después, dijo Elizabeth Isham Cory, portavoz de la Administración Federal de Aviación. La aeronave tocó tierra a las 12:01 de la tarde, tiempo del este.

Aunque el avión tiene logotipos de Delta, el vuelo era de Northwest, adquirida por aquella hace poco.

El 20 de noviembre, el FBI y el departamento de Seguridad Nacional
habían transmitido un aviso de inteligencia sobre la temporada de fin de año, en el que no mencionaban nada específico sobre posibles ataques terroristas.

por Victor Payan – Domingo 27 de diciembre
 
Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.