E-Mail
Sunday, 06 de December de 2009

Milagrosa Repartición de Vacunas

Por considerar que resultaba ocioso tener 14 cámaras termo gráficas como filtros sanitarios instaladas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México , para registrar la temperatura de viajeros locales e internacionales y detectar así a los posibles enfermos de la influenza A H1N1, José Ángel Córdoba, titular de la Secretaria de Salud ordenó que las retiraran, toda vez que la circulación del virus está causando una enfermedad de baja patogénesis y que, seguramente, como ya no existe ningún riesgo al respecto, habrá que arrumbarlas en cualquier bodega para que se echen a perder al fin que costaron un puñado de miles de dólares y como el gobierno acaba de subir los impuestos…pues.

Desde luego, el retiro de esas cámaras está basado en otra súper falacia del titular de la Secretaría de Salubridad,
debido a que ahora la enfermedad, incluso con mutación, se ha diseminado en todo el mundo y se están registrando casos de circulación del virus por todo el orbe, pero como a México ya nos llegaron unas 650,000 vacunas para aplicarlas de inmediato a más de millón y medio de médicos, enfermeras, miles de mujeres encintas, 10 millones de gente de la tercera edad, a 65,000 enfermos de sida, a enfermos de hipertensión, a otros más y casi a un millón de niños,  pues  ya estamos salvados y no nos debe de importar nada al respecto, al fin que solo somos 109 millones de mexicanos.

Claro, a José Ángel Córdoba se les olvida que no hace mucho tiempo advirtió que la época de frío,
que termina hasta marzo, era la más difícil y que, incluso, podría haber en el país hasta cinco millones de afectados por ese tipo de gripe que, de abril último a la fecha “solamente” ha infectado a 65,557 personas y ha cobrado 642 víctimas mortales.

Ahora, las autoridades de la Secretaria de Salud señalan que de acuerdo a los registros que se siguen,
hay pocos casos de enfermos de ese mal y que si alguien se pone grave, pues hay que llevarlo al doctor para que lo examine y lo someta a un tratamiento intenso y que si bien le va, hasta podrán vacunarlo.

Así que si alguien llega o sale del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México,
con el mal, pues…que vaya al médico…y que se encomiende al santo de su devoción, porque a las autoridades de la Secretaria de Salud no les preocupa porque “México ya la brincó con 600,000 vacunas y dos o tres millones más que le llegarán algún día”.

por Victor Payan - Domingo 06 de diciembre
 


Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.