E-Mail
Sunday, 06 de April de 2014

El Final Definitivo: Mexicana a la Quiebra

El viernes pasado, a la una de la madrugada, la titular del Juzgado Décimo Primero de Distrito en Materia Civil en el Distrito Federal, Edith Alarcón Meixueiro, declaró en quiebra -junto con sus filiales Mexicana Link (Inter) y Mexicana Click (Aerovías Caribe)-  a la Compañía Mexicana de Aviación, luego de que estuvo 43 meses en concurso mercantil, dictando así el fin definitivo a la aerolínea más antigua del país y la tercera aerolínea comercial más antigua del mundo, después de KLM y Avianca.

La vida de esta aerolínea comercial inició el 12 de junio de 1921, con el nombre de Compañía Mexicana de Transportación Aérea (CMTA) y una flota de dos "Lincoln" nuevecitos; su primer vuelo salió desde la ciudad de México el 21 de agosto, con parada en Tuxpan, y el destino Tampico; su último vuelo partió del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) rumbo a Toronto el 28 de agosto de 2010, manteniéndose así con una vida comercial durante 89 años. Finalmente, la aerolínea entró en concurso mercantil el 6 de septiembre de 2010.

Ahora, según el dictamen de la juez rectora del concurso mercantil, aunque había 33 grupos de inversionistas interesados en adquirir la aerolínea,
lo único que sobrevivirá es su Taller de Mantenimiento Mexicana MROK  (MRO), el cual -se dicta- permanecerá activo: “Se aprueba el convenio concursal suscr29Aeromexico04ito por Mexicana MRO y los acreedores comunes, entre ellos Banco Mercantil del Norte, Grupo Financiero Banorte y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”.

La idea entonces es que el dinero recaudado a través de la venta del MRO, cuyo valor es calculado entre 80 y 100 millones de dólares, sea destinado en su totalidad para apoyar a los 8,500 trabajadores y 600 jubilados de las cuatro empresas del Grupo Mexicana, según una declaración desde la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Además, la juez Alarcón solicitó que le sea notificada la sentencia de quiebra a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT)
en los siguientes cinco días y que la secretaría deberá proponer a un síndico quien será el encargado de la última etapa de la que fuera la principal aerolínea de México.

También ordenó la notificación de quiebra al conciliador, Gerardo Badín, al interventor Fernando Pérez Correa
y a los acreedores residentes en el país, incluidos los 8,500 trabajadores que quedaron desempleados tras el cese de operaciones.

En un plazo no mayor de 90 días, según una especialista en la materia de concursos mercantiles,
la persona denominada como el conciliador oficial del proceso tendrá la obligación de presentar un inventario de los activos de la empresa y “El síndico se encargará de la venta de activos y de conseguir el mejor precio con el fin de reunir el mayor recurso posible y pagar a los acreedores, principalmente a los trabajadores”.

Y, de los bienes inalienables –o intangibles- de la aerolínea, o sea las rutas, slots
(horarios de aterrizaje y despegue) y demás, todavía no se sabe qué pasará con ellos.

Para darles una idea de la situación económica de los trabajadores de Grupo Mexicana,
se considera que el Consejo de Administración de Mexicana de Aviación, el cual fue encabezado por Gastón Azcárraga Andrade, quien es ahora prófugo de la ley, dejó un pasivo laboral superior a 300 millones de dólares.

Ojalá que todo salga bien y que los 850 pilotos, los 1,500 sobrecargos, los 2,500 empleados en tierra
y los 3,650 empleados de confianza, así como los 600 jubilados, puedan finalmente recibir sus debidas liquidaciones después de tanto tiempo.

por Allan Dawson – Domingo 06 de abril, 2014

 
Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.