E-Mail
Sunday, 17 de June de 2012

Cada Cabeza es un Mundo

Tijuana.- Indudablemente cada quien tiene sus razones y mucha gente piensa ser dueña de la verdad. Un proyecto, el del primer aeropuerto binacional en América y el tercero a nivel mundial, que iniciaría sus operaciones a finales del próximo año ya fue objetado por los tijuanenses, que advierten una gran contaminación y ruido,mucho ruido y, desde luego, una gran preocupación por que los desplacen en los diferentes servicios.

El  proyecto binacional surge por la necesidad de que tanto el aeropuerto de San Diego como el de Tijuana no pueden tener atender vuelos internacionales de las aeronaves Jumbo, además de que el de San Diego ya no tiene opciones de expansión y se estima que estará saturado para el 2025.

Con una inversión de 79 millones de dólares, se calcula que esta terminal empezará a operar a finales del año entrante.

El proyecto, aunque se vislumbra desde hace 30 años, obtuvo hace un año el permiso del gobierno estadounidense
para su construcción, además de concretar, mediante Otay Tijuana Ventures, la compra de un terreno localizado frente al Aeropuerto Internacional de Tijuana.

La empresa Otay Tijuana Ventures, que va a llevar a cabo la obra
con inversión privada tiene la participación de empresarios de ambos lados de la frontera.

El proyecto incluye un puente de 160 metros de longitud, para unir el aeropuerto de Tijuana
con un edificio de dos niveles que se construirá en Otay Mesa,del lado estadounidense, donde también se tendrá un estacionamiento; en ambas terminales habría oficinas de inmigración y aduanas.

Funcionará como una nueva garita, aunque exclusiva para pasajeros de ambos lados de la frontera,
que junto al proyecto Garita III de Otay Mesa, podría dar un significativo desahogo al tráfico de vehículos y personas por las garitas de entrada.

El puente contará con una banda eléctrica que llevará el equipaje de los viajeros
y una escalinata eléctrica para acceder al aeropuerto de Tijuana; únicamente se podrá tener acceso peatonal.

Pero, comerciantes turísticos de Tijuana enviaron al Presidente Felipe Calderón
una solicitud formal, para que suspendan los trámites del proyecto de la Terminal binacional fronteriza Tijuana-San Diego.

El presidente de la Asociación de Comerciantes Turísticos de Tijuana Asociación Civil, Julián Palombo,
informó que la solicitud al ejecutivo, incluye la petición de que se realice una consulta pública formal en la Ciudad de Tijuana, además de un estudio de impacto ambiental en la zona aledaña al aeropuerto, con la finalidad de que los ciudadanos mexicanos de Tijuana puedan presentar sus argumentos de oposición y estos puedan ser considerados por el Gobierno de la República Mexicana.

“El proyecto que pretende realizar una empresa extranjera, provocara mayor tráfico aéreo
y consigo mayor impacto ambiental, derivado del incremento en el movimiento aéreo y el ruido. Esta contaminación afectara directamente a los habitantes de la Delegación Mesa de Otay y adicionalmente los estudiantes del Campus Otay de la Universidad Autónoma de Baja California”, explicó.

Dijo que la Terminal Binacional Aeroportuaria, tendrá también un impacto negativo a los servidores turísticos
de la ciudad de Tijuana que actualmente prestan servicios a los usuarios que acuden al Aeropuerto procedentes de Estados Unidos, como son: restaurantes, hoteles y taxis, mercados, licorerías, farmacias, doctores, dentistas, maleteros, transporte urbano, taquerías, dulcerías, y otros giros que cumplen con sus obligaciones fiscales, de los que dependen muchas familias mexicanas.

La propuesta para construir un aeropuerto binacional Tijuana-San Diego data de 1985
cuando ex regidores de San Diego, california se pronunciaron a favor de este proyecto, al igual que del lado mexicano, lo hizo la entonces empresa paraestatal Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), que ahora ha privatizado más del 50% de los 51 aeropuertos del país.

El proyecto de aeropuerto binacional surge por la necesidad de que tanto el aeropuerto de San Diego
como el de Tijuana no pueden tener atender vuelos internacionales de las aeronaves jumbo, además de que el aeropuerto de San Diego ya no tiene opciones de expansión y se estima que estará saturado para el 2025.

Con una inversión de 79 millones de dólares,
se calcula que esta terminal empezará a operar a finales del año entrante.

El proyecto, aunque se vislumbra desde hace 30 años,
obtuvo hace un año el permiso del gobierno estadounidense para su construcción, además de concretar, mediante Otay Tijuana Ventures, la compra de un terreno localizado frente al Aeropuerto Internacional de Tijuana.

La empresa Otay Tijuana Ventures, que va a llevar a cabo la obra con inversión privada
tiene la participación de empresarios de ambos lados de la frontera.

El proyecto incluye un puente de 160 metros de longitud, para unir el aeropuerto de Tijuana
con un edificio de dos niveles que se construirá en Otay Mesa,del lado estadounidense, donde también se tendrá un estacionamiento; en ambas terminales habría oficinas de inmigración y aduanas.

Funcionará como una nueva garita, aunque exclusiva para pasajeros de ambos lados de la frontera,
que junto al proyecto Garita III de Otay Mesa, podría dar un significativo desahogo al tráfico de vehículos y personas por las garitas de entrada.

El puente contará con una banda eléctrica que llevará el equipaje de los viajeros
y una escalinata eléctrica para acceder al aeropuerto de Tijuana; únicamente se podrá tener acceso peatonal.

por Victor Payan - Domingo 17 de junio

 
Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.