E-Mail
Sunday, 18 de December de 2011

Su Excelencia: “El Oro Verde”

Nuevamente la naturaleza y la geografía nos favorecen con una serie de terrenos semi-agotados y escasas lluvias de temporal, pero aptos para el cultivo de Jatropha Curcas y Lechuguilla, cuyas semillas son la base para la fabricación de bioturbosina, biodiesel y combustibles alternativos, así como aceites industriales que suplirán paulatinamente al petróleo y sus derivados, además de terminar con una cuantiosa fuga de divisas y la contaminación ambiental.

En México aproximadamente el 75% de la superficie agropecuaria presenta altos índices de erosión, 16% se encuentra en proceso de disertificación y, anualmente se pierden cerca de 500,000 hectáreas de bosque.

Así, tras valorar que México podría trastocar positivamente su producción,
su economía y tener su propia autonomía en la producción y comercialización de biocombustibles, las aerolíneas nacionales se han trazado la meta de estar en 2015 cubriendo el 1% de su demanda con este tipo de producto energético alternativo.

La bioturbosina que produce México y que se genera a partir de Jatropha y lechuguilla,
se está cultivando actualmente en Chiapas y hasta el momento ha dado buenos resultados en la mezcla con el combustible fósil. Un reciente reporte de BBC Mundo, advierten que las aerolíneas Interjet y Aeroméxico ya emplean en sus vuelos combustibles a base de este vegetal, al igual que gran cantidad de líneas aéreas internacionales.

Teniendo en cuenta el potencial que tiene México de producir grandes cantidades de “oro verde”
para la aviación, y a precios más estables, está claro que ahora solo resta aumentar su producción aprovechando las tierras semi agotadas y con escasa agua, para crear un emporio.

La combinación de los carburantes fósiles con los del “oro verde” es una alternativa,
de las muchas que se están aplicando ya en el mundo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el sector de la aviación a partir del uso de combustibles tradicionales, que por demás se encarecen por día.

Estadísticas oficiales revelan que en 2008 la industria de la aviación comercial
produjo 677 millones de toneladas de dióxido de carbono, lo que representa alrededor del 2% del total de las emisiones de C02 producidas globalmente por la humanidad.

Con la intención de reducir estas cifras, dicha industria ha ido identificando el desarrollo
acelerado de los biocombustibles como una de las maneras más efectivas de aminorar esa afectación indirecta al medio ambiente.

por Victor Payan - Domingo 18 de diciembre

 
Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.