E-Mail
Sunday, 28 de August de 2011

La Importancia de Ser Influyente

La severidad en la actuación de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), con las líneas que han tenido adeudos, no se vio reflejada con la que dejó pendiente por 67.6 millones de pesos Aerolíneas Mesoamericanas (ALMA), y que a su quiebra pasó a ser clasificada desde el 9 de marzo de 2009 y además quedó bajo resguardo hasta el año 2017.

Y, lo grave es que no existen garantías para cobrar la deuda de ALMA, aunque quizá todo ello no sea de gran importancia, debido a que el actual coordinador de las Unidades de Negocios de ASA, Guillermo Heredia Cabarga, fue accionista con alrededor de 20% de las acciones de la quebrada Aerolíneas Mesoamericanas.

Además, el actual titular del brazo regulador del gobierno federal
en materia de aeronáutica civil, Héctor González Weeks, que era director comercial de ALMA, es el presidente general del organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

Según la sentencia de reconocimiento de créditos de ALMA, que emitió un juez federal,
ASA es un acreedor común o sin garantía con cuentas por cobrar a la aerolínea por 14.8 millones de Unidades de Inversión (UDIs), cifra que equivale a 67.6 millones de pesos (considerando el valor de hoy de la UDI, 4.582476 pesos).

El pasivo de ALMA con ASA se suma a los más de 100 millones de pesos que adeuda
la aerolínea a otras dependencias relacionadas al gobierno federal. De ese pasivo, el 46% se debe a la paraestatal Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), el 43% al fisco (Servicio de Administración Tributaria, SAT), el 8% al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y 2% al Infonavit.

Según la respuesta de ASA, a la solicitud de información de un ciudadano
hecha a través del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), la revelación de los datos del pasivo de ALMA podría “causar un serio perjuicio a las actividades de verificación del cumplimiento de las leyes, prevención o persecución de los delitos, la impartición de la justicia, la recaudación de las contribuciones, las operaciones de control migratorio, las estrategias procesales en procesos judiciales o administrativos mientras las resoluciones no causen estado”.

ALMA, la aerolínea que tenía como principal accionista al empresario Carlos Peralta Quintero,
solicitó la protección legal a través de la Ley de Concursos Mercantiles en 2008 y el 20 de marzo de 2009 el juez federal que llevaba al caso, declaró en concurso mercantil en etapa de quiebra a la empresa.

Es decir, casi dos semanas antes del fallo del juez, ASA
decidió clasificar la información relacionada a los pasivos de Aerolíneas Mesoamericanas.

por Victor Payan - Domingo 28 de agosto

 
Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.