E-Mail
Sunday, 20 de February de 2011

Puente Peatonal San Diego-Tijuana

Tijuana, B:C.- Un grupo de inversionistas de México y Estados Unidos proyectan construir un puente peatonal que conecte medios de transporte del lado estadounidense de la frontera con el aeropuerto de la ciudad fronteriza de Tijuana.

Este proyecto ayudaría a aliviar el tráfico en dos cruces fronterizos de la zona, permitiría explotar mejor el aeropuerto de Tijuana y evitaría que los residentes del sur de California busquen otros aeropuertos cercanos, como el de Los Ángeles.

Se advierte un presupuesto de 78 millones de dólares y  contempla la construcción de un edificio de dos plantas
con una playa de estacionamiento en la Mesa de Otay, distrito industrial en el extremo sur de San Diego, donde la gente podría dejar su auto, recoger su tarjeta de embarque, hacer los trámites de aduana e inmigración y cruzar la frontera a través de un puente de 160 metros (525 pies) que conduce al aeropuerto de Tijuana, donde habrá oficinas de inmigración mexicanas.

Los inversionistas hicieron un estudio de mercado según el cual para el 2012,
cuando esperan completar la construcción, aproximadamente dos millones de pasajeros cruzarán la frontera anualmente y la mitad de ellos irán al aeropuerto.

Las autoridades creen que los congestionamientos en la frontera pueden afectar el crecimiento económico de la zona.
En el cruce de San Ysidro, el más transitado de la nación, localizado a pocos kilómetro del aeropuerto, la espera para entrar de vuelta a California a veces es de dos horas. Un estudio de la Asociación de Gobiernos de San Diego realizado en el 2007 indicó que las demoras en la frontera le cuestan a la región 3.000 millones de dólares en actividades económicas frustradas.

"La frontera representa una oportunidad y un inconveniente al mismo tiempo", comentó Cindy Gompper Graves,
directora ejecutiva del Consejo de Desarrollo Económico del South County, una organización sin fines de lucro que promueve el mejor uso del aeropuerto de Tijuana. "Ofrece oportunidades únicas para las firmas que tienen negocios en ambos lados de la frontera porque es un viaje corto. Pero es un inconveniente porque uno tiene que cruzar una frontera con sus controles de seguridad".

La idea de un aeropuerto binacional surgió décadas atrás, cuando se buscaban formas de aliviar el congestionamiento
del Aeropuerto Internacional de San Diego, una instalación de una sola pista, encerrada entre el puerto, colinas y el centro de la ciudad. La configuración física de la zona y estrictas normas en cuando a las horas de despegue limitan la cantidad de vuelos de larga distancia que puede recibir el aeropuerto, especialmente del Asia. Como resultado de ello, con frecuencia los residentes del San Diego County tienen que tomar vuelos cortos y hacer conexiones en el aeropuerto de Los Ángeles, a 120 millas, o 40 minutos de vuelo.

A los inversionistas les atrae la posibilidad de arrebatarle pasajeros al aeropuerto de Los Ángeles
haciéndolos ir al de Tijuana, desde donde hay vuelos más baratos a destinos mexicanos e incluso a Shanghái y Tokio.

Aeroméxico y tres aerolíneas de bajo costo ofrecen vuelos diarios a por lo menos seis destinos mexicanos desde el aeropuerto de Tijuana.

por Victor Payan - Domingo 20 de febrero

 


Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.