E-Mail
Sunday, 13 de February de 2011

Errores y Omisiones de Bancomext

Conforme avanza el tiempo, surgen las opacidades que hubo para que Bancomext otorgara un préstamo por más de cien millones de dólares a la compañía aérea Mexicana de Aviación y recibiera en garantía un terreno del cual no se tiene el título de propiedad, así como nueve aviones algunos Airbus A320-231 con antigüedad y uso de más de 20 años, éstos listados a la venta en Estados Unidos y Asia en no más de cinco millones de dólares.

Además, Bancomext no podrá vender los aparatos porque hay una saturación en el mercado de ese tipo aviones construidos entre 1991 y 1995.

Considerando esos rangos de precios, Bancomext recaudaría entre 45.0 y 49.5 millones de dólares,
por lo cual tendrá que “echar mano” de otras garantías que tiene para cubrir el préstamo otorgado a Mexicana, cuando esta ya daba visos de irse a la quiebra.

El brazo financiero de fomento a las exportaciones del gobierno federal, Bancomext,
buscará cumplir la palabra de su director general, Héctor Rangel Domene, con la que prometió evitar descuentos o quitas al crédito que otorgó la institución a Compañía Mexicana de Aviación.

Sin embargo, algunos especialistas y la realidad, ponen en duda la palabra de Rangel Domene
respecto a que la venta del terreno (en Xalapa, Veracruz, de 80 hectáreas, 50% más grande que el terreno donde se ubica actualmente el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) que es de 55 hectáreas) y los nueve aviones de Mexicana que tiene en garantía es suficiente para cubrir la totalidad del préstamo, el cual al valor de la unidad de inversión (UDI) de hoy equivale a más de 807 mdp (unos 66.6 millones de dólares.

En ese escenario, Nacional Financiera (Nafin) estaría justificando el requerimiento legal
que hizo al juez para que autorice tomar los recursos por la venta de boletos de Mexicana de Aviación que hicieron las agencias de viajes en efectivo, como se estipula en el “Fideicomiso 80598”.

Nafin, que también tiene como director general a Rangel Domene,
es el fiduciario de dicho fideicomiso (creado el 16 de octubre de 2009) para garantizar el pago del crédito otorgado por Bancomext.

El hecho de que en diciembre pasado el juez negó a Bancomext la separación del terreno en Xalapa
de los bienes de la masa de la aerolínea, denota que el brazo financiero del gobierno habría tenido errores en documentar las garantías sobre el préstamo.

El 22 de diciembre pasado, el Juzgado XI de Distrito en Materia Civil en el Distrito Federal
reconoció que Bancomext acreditó la propiedad de los nueve aviones (en garantía), sin embargo no acreditó la propiedad del terreno.

En su momento, el juez advirtió: “La comerciante (Mexicana de Aviación) argumentó
que la separatista (Nafin/Bancomext) había omitido exhibir algún documento que acreditara que dicho inmueble estuviera a nombre de aquella (…) Atento a lo anterior, al no acreditarse los elementos de la acción, entonces, es infundado dicho incidente por lo que toca al inmueble citado”.

El actuar de los abogados de Nafin y Bancomext deja mucho que desear
(al igual que el área de riesgo crediticio del banco que apoya a las empresas exportadoras) por la defensa del caso y por la asignación del crédito.

por Victor Payan - Domingo 13 de febrero

 


Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.