E-Mail
Sunday, 06 de June de 2010

Meten en “Cintura” a las Aerolíneas

La Casa Blanca prepara un cambio en la legislación para dar mayor protección a los pasajeros aéreos en detrimento de las aerolíneas, cuando no puedan abordar su vuelo por razones de sobre venta.

Esta normatividad también afectará a los precios de los billetes y a los recargos
que cobran a los pasajeros. En el caso del sobre cupo, la principal novedad, las compañías aéreas tendrán que continuar con la práctica actual de buscar siempre viajeros que, de forma voluntaria, quieran renunciar a subirse al vuelo afectado. Sólo en caso de que no haya suficientes voluntarios, podrán forzar a los pasajeros a quedarse en tierra.

En la actualidad, los pasajeros que no pueden abordar su vuelo por sobre cupo,  reciben una compensación en metálico máxima de 800 dólares, en función del retraso con el que lleguen a su destino con el cambio y de si el vuelo es doméstico o internacional.

Ahora, la compensación máxima se elevará hasta 1.300 dólares, igualmente en efectivo, vigilando con más fuerza que las aerolíneas no obliguen a los pasajeros afectados a recibir este dinero en derechos de vuelo futuros, algo que sucede ahora con frecuencia. Recientemente Southwest fue multada con 200.000 dólares por esta acción.

Este aumento no ha gustado a las aerolíneas, que, legalmente, venden un porcentaje de los asientos del vuelo varias veces para poder llenar el avión en caso de que se produzcan cancelaciones de última hora por parte de los pasajeros. Si estas no se dan, es cuando aparece el fatigoso overbooking.

En 2009, se quedaron en tierra 762.422 personas por sobreventa de billetes, la cifra más alta desde 2002.

Los cambios en la legislación, que afectan a las aerolíneas estadounidenses y extranjeras, introducen más novedades, como que los pasajeros tendrán derecho a anular los billetes comprados, con derecho a devolución de dinero y sin penalización, siempre que no hayan pasado más de 24 horas desde el momento de la compra.

Las compañías, que también tendrán que devolver el dinero pagado por facturar una maleta si ésta llega tarde a su destino, tampoco podrán elevar el precio de los billetes, una vez que estos hayan sido adquiridos por los compradores, opción que sí es posible hoy en día. Las aerolíneas, además, tendrán que notificar el estado de los vuelos a los pasajeros con más prontitud y exactitud, en sus páginas webs. Si los viajeros han ofrecido a las empresas una dirección de correo electrónico o un número de móvil, tendrán que avisarles cuanto antes.

Los cambios que protejan al consumidor serán positivos sobre todo en Estados Unidos, donde sufrir retrasos puede ser un suplicio (aquí las aerolíneas tienen muchas menos obligaciones que en Europa, por ejemplo, en caso de que un pasajero no pueda tomar el vuelo, por condiciones climatológicas o por pérdidas de conexión).

por Victor Payan - Domingo 06 de junio
 
Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.