E-Mail
Monday, 31 de May de 2010

Ahora fue el Tungurahua

La erupción del volcán Tungurahua, a 135 kilómetros al sur de Quito, el pasado 28 de mayo, provocó el cierre de los cuatro aeropuertos de aquél país, con la consecuente suspensión de operaciones que dejaron en tierra a más de 2,500 pasajeros.

Las explosiones del Tungurahua, a 5.016 metros de altitud, llenaron de cenizas un amplio espacio aéreo
y las autoridades tuvieron que evacuar las provincias de Chimborazo y Tungurahua hacia siete albergues, según el ministro de Seguridad, Miguel Carvajal.

Uno de los aeropuertos que tuvo que cerrar sus pistas, fue el de Guayaquil,
la segunda ciudad del país, señalaron las autoridades.

La actividad descendió en el curso del viernes, pero "no se descartaron episodios similares
por la generación de flujos piro clásticos que puedan llegar hasta la parte media del volcán", según el más reciente informe del Instituto Geofísico (IG, estatal) de Quito.

El macizo, que incrementó el proceso eruptivo que registra desde 1999,
produjo una "explosión grande" hacia las 08H47 locales (13H47 GMT) asociada a la acumulación de gases, arrojando material incandescente y ceniza, sin que se reporten víctimas, señaló el IG.

Los ecuatorianos recuerdan las víctimas producidas por el volcán en agosto de 2006, con saldo de seis muertos y 700 casas e infraestructura dañadas.

por Victor Payan - Domingo 30 de mayo
 
Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.