E-Mail
Sunday, 21 de February de 2010

Estadísticas Asombrosas

Sólo un vuelo de entre 1,6 millones sufrió un accidente en 2009, lo que le hace el segundo año con menor tasa de siniestros de aviones construidos en Occidente desde 2006, según los datos de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) hechos públicos en Ginebra, Suiza.

El organismo destaca que con el porcentaje de accidentes de 2009, un pasajero que volara cada día tiene la posibilidad de que su avión se siniestre una vez cada 3.859 años.

El dato de 2009 es el mejor de la historia del sector,
sólo por encima de la tasa de 0,65 registrada hace cuatro años, y el dato de accidentes en las aerolíneas pertenecientes a IATA fue ligeramente mejor, del 0,62, lo que equivale a un accidente por cada 1,6 millones de vuelos.

No obstante, aunque hubo menos siniestros, se registró una cifra mayor de víctimas mortales:
el año pasado hubo 685 fallecidos en un total de 90 accidentes aéreos en aparatos fabricados en todo el mundo, 183 más que en 2008, año en que se registraron 109 accidentes.

Los accidentes aéreos en todo el mundo provocaron 685 víctimas durante 2009
frente a las 502 de 2008. Este incremento del 36,5% se produjo pese a que se redujo el número de accidentes. En total, 2.300 millones de personas viajaron en 2009 en 35 millones de vuelos: 18 de los accidentes que se produjeron el año pasado fueron mortales, frente a los 23 de 2008.

Los accidentes de aviones fabricados en Occidente se redujeron a 19 en 2009
frente a los 22 de 2008, cuando ocurrió un accidente por cada 1,2 millones de vuelos de aparatos construidos en esta región. En 2008 también se había incrementado la cifra de siniestros.

Los fallos de los pilotos, la principal causa

En 2008 IATA relacionó un tercio de las causas de los accidentes a deficiencias en la gestión de la seguridad aeroportuaria. Sin embargo, un año más tarde la patronal internacional de líneas aéreas ha atribuido a los fallos de los pilotos la principal causa de accidentes aéreos en 2009, también en un 30% de los casos.

A este motivo les sigue, como en anteriores encuestas,
las salidas de pista en un 26% de las ocasiones, que pueden obedecer tanto a fallos técnicos, condiciones meteorológicas adversas o errores de pilotaje-. Uno de cada diez accidentes de 2009 ocurrió porque la superficie terrestre de la que despegaba o en la que aterrizaba el avión estaba deteriorada.

Aviones que se pierden

El ratio de accidentes con pérdida de aeronave por cada millón de vuelos de los aviones construidos en occidente se situó en 0,71 en 2009, lo que supone el segundo mejor registro de la historia, tras el 0,65 de 2006. Comparado con el año 2000, este indicador ha descendido un 36% y hay importantes diferencias entre las distintas regiones.

En el norte de Asia, América Latina y El Caribe no hubo ningún accidente
con pérdida de la aeronave, mientras América del Norte tuvo una tasa del 0,41, y Europa, del 0,45. Por encima de la media, aparecen la zona Asia Pacífico con un 0,86; el norte de África y Oriente Medio con un 3,32; y África, con un 9,94.

Respecto a la tasa general, del total de 90 accidentes registrados en 2009
en las 231 aerolíneas que suponen el 93% del tráfico aéreo programado, 17 ocurrieron en Europa, 10 en Latinoamérica, 14 en Norteamérica, otros 14 en África Subsahariana y 15 en la suma del norte de África y Oriente Medio.

Las únicas regiones que no registraron ningún siniestro que afectase a aviones
de fabricación occidental fueron Latinoamérica, el Caribe, el norte de Asia y la Comunidad de Estados Independientes, mientras que Europa registró una tasa de 0,45 y Norteamérica de 0,41, ambas por debajo de la media mundial.

En cambio, la tasa obtenida en Asia y el Pacífico empeoró hasta el 0,86%
frente al 0,58 de 2008, al igual que en Oriente Medio y el Norte de África, zonas en las que la tasa ascendió al 3,32, comparada con el 1,89 que registraron el año precedente.

La mayor tasa de accidentes fue para África, con un 9,94, "significativamente mayor"
que el 2,12 que presentó en 2008. Este continente opera únicamente un 2% del tráfico global, pero acumula un 26% del total de accidentes de aviones occidentales que implican la pérdida de fuselaje.

Objetivo: Ni una sola víctima, ni un solo accident

El director y consejero delegado de la asociación, Giovanni Bisignani, ha señalado durante la presentación del informe que "la seguridad es la prioridad número uno de la industria", y destacó la mejora de las tasas de seguridad aérea "aún en una década en la que las aerolíneas perdieron una media de 5.000 millones de dólares (3.680 millones de euros) anuales".

Sin embargo, matizó que "cada víctima mortal es una tragedia humana"
que les recuerda su principal objetivo, "conseguir que no se produzca ni una sola víctima, ni un solo accidente".

por Victor Payan - Domingo 21 de Febrero
 


Copyright©2008-2013
Espacios Comerciales a la Medida. S.A. de C.V.